despertandoalcristianismobiblico
  La Preexistencia del Mesías
 

La Preexistencia del Mesías


Mucho se ha debatido sobre si Yeshua existió antes de ser un hombre como nosotros. El Judaísmo Rabínico, el cual es en su mayoría muy religioso, niega que Yeshua haya preexistido, y al mismo tiempo niegan que sea divino. Los Testigos Jehova (Nombre Pagano), fundados por un mason ( Abrazadores del paganismo), con sus ideologías y orgullo de ser la única religión verdadera, también niegan que Yeshua haya preexistido. Sobre sus argumentos declaran, al igual que el judaismo y los cristadelfianos, que el Mesías solo estuvo en la mente de Yahweh.  En este estudio vamos a entender biblicamente lo que enseña la palabra de Dios sobre este asunto. 
El concepto de un Mesías que preexistió antes de aparecer en este mundo es un concepto puramente judío. Y el mismo concepto se refleja en los Evangelios y otros escritos apostólicos de la Comunidad Nazarena primitiva. Por lo tanto, en armonía con la más ortodoxa fe judía, los Judíos Nazarenos al igual que nosotros creemos en la preexistencia del Mesías, y que este Mesías preexistente encarnó, o se hizo hombre, en la persona de Yeshúa, tal como lo expuso él mismo en los Evangelios.


El Mesías y Su preexistencia

1. Testimonio de Juan el Inmersor (el Bautizante):

Juan 1:15, 30; 3:31, 32

“Este era el que yo dije: El que viene detrás de mí se ha puesto delante de mí, porque existía antes que yo.” (1:15 y 30 Biblia de Jerusalén)

“El que viene de arriba está por encima de todos: el que es de la tierra, es de la tierra y habla de la tierra. El que viene del cielo, da testimonio de lo que ha visto y oído, y su testimonio nadie lo acepta.” (3:32-32 BJ)

Juan hace un claro contraste entre el que es de la tierra (él mismo) y el que viene del cielo (el Mesías).

 

2. Testimonio de Juan el apóstol:

            Juan 1:1-4; 10, 14, 18

En el principio existía el Verbo y el Verbo estaba con el Poderoso, y el Verbo era poderoso. Él estaba en el principio con el Divino. Todo se hizo por medio de él y sin él no se hizo nada de cuanto existe. En él estaba la vida y la vida era la luz de los hombres.” (1:1-4 según el Texto Griego)

“En el mundo estaba y el mundo fue hecho por medio de él, y el mundo no lo conoció.” (1:10 Griego)

“Y el Verbo se hizo carne, y puso su morada entre nosotros, y hemos contemplado su gloria, gloria que recibe del Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad.” (1:14 Griego)

“Al Poderoso nadie lo ha visto jamás; el Hijo único, que está en el seno del Padre,  él lo ha contado.” (1:18 Griego)

Juan estaba al tanto de que el Verbo, el Mesías, estuvo antes en el cielo con el Padre antes de crearse este mundo, y que por medio de él el Padre hizo todas las cosas.

 

3. Testimonio de Pablo:

            Fili. 2:5-8; Col. 1:15, 16, 17; Heb. 2:9, 14, 17; 10:5

“Tomen en serio entre ustedes lo que encuentran en [el Mesías Yeshua]: Él era en forma de [Elohim]; sin embargo no hizo un reclamo de igualdad con [Elohim], sino que se hizo nada, asumiendo la forma de un siervo. Llevando la semejanza humana, compartiendo la suerte humana, él se humilló y fue obediente, hasta el punto de la muerte.” (Fil. 2:5-8 Revised English Bible)

“Éste es imagen del [Elohim] invisible, nacido antes que toda criatura, pues por su medio se creó el universo celeste y terrestre, lo visible y lo invisible... Él es el modelo y fin del universo creado, él es antes que todo y el universo tiene en él su consistencia.” (Col. 1:15, 16, 17 Nueva Biblia Española)

“Pero vemos ya al que [Elohim] hizo un poco inferior a los ángeles, a [Yeshúa]... Por eso, como los suyos tienen toda la misma carne y sangre, también él asumió una como la de ellos... Por eso tenía que parecerse en todo a sus hermanos.” (Heb 2:9, 14, 17 Nueva Biblia Española)

“Por eso, al entrar en el mundo, dice él: Sacrificio y ofrendas no los quisiste, en vez de eso me has dado un cuerpo a mí.” (Heb. 10:5 NBE)

Pablo testifica por inspiración que antes de nacer como hombre, el Mesías existía “en forma de Elohím”, es decir como un ser divino, celestial; y que luego “asumió forma humana,” que nació “antes de toda criatura,” y que el Padre hizo el universo por medio de é, a través de él. Y que para entrar al mundo le fue dado un cuerpo.

 

4. Testimonio de Yeshua mismo:

            Juan 3:12, 13; 6:32, 33, 38, 51, 57, 58, 62*

“Si no creen cuando les hablo de lo terrestre, cómo van a creer cuando les hable de lo celeste? Y nadie ha estado arriba en el cielo excepto el que bajó del cielo, este Hombre.” (3:12, 13 NBE)

“No fue Moisés quien les dejó el pan del cielo; no, es mi Padre quien les da el verdadero pan del cielo, porque el pan de [Elohim] es el que baja del cielo y va dando vida al mundo... Porque no he bajado del cielo para realizar un designio mío, sino el designio del que me envió.” 6:32, 33, 38 NBE)

“Yo soy el el pan vivo bajado del cielo... A mí me ha enviado el Padre, que vive, y yo vivo gracias al Padre...Aquí está el pan que ha bajado del cielo...” 6:51, 57, 58 NBE)

“¿Esto les escandaliza? ¡Pues si presenciaran que este Hombre sube a donde estaba antes!” (6:62 NBE) **

En todos estos pasajes el Mesías muestra una clara conciencia de haber estado en el cielo antes de nacer como hombre. Él no habla de “venir de parte del cielo,” sino de “bajar del cielo,” y de “subir a donde estaba antes.”

 

5. Él colaboró en la obra de la creación - Prov. 8:22, 24, 27, 30, 31

Yahvéh me creó, primicia de su camino, antes que sus obras más antiguas... Cuando no existían los abismos fui engendrada... Cuando asentó los cielos,allí estaba yo... yo estaba allí como arquitecto, y era yo todos los días su delicia, jugando en su presencia en todo tiempo, jugando por el orbe de su tierra...” (Prov. 8:22, 24, 27, 30, 31 Biblia de Jerusalén.)

En este pasaje la Sabuduría es una personificación del Mesías, así como en Juan 1:1 la Palabra es una personicación del Mesías. Se nos enseña que Yahwéh creó o engendró al Mesías, mostrando que estos dos actos (crear y engendrar) son sinónimos. El ser celestial que luego vino a ser el Mesías estuvo enla creación como “arquitecto” del Creador.

 

6. el Mesías es «el principio de la creación» - Apo. 3:14

“Así habla el Amén, el Testigo fiel y veraz, el Principio de la creación de Elohim.”

Recalcando de nuevo que fue creado por Elohim. Note con cuidado el siguiente paraleo:

 

7. Paralelos importantes:  

Apo. 1:5                                   =                      Apo. 3:14

“el Primogénito de entre los muertos.”         “el Principio de la creación de Elohim.”

Col. 1:18

“Él es el Principio, el Primogénito de entre los muertos.”

Este paralelo nos muestra que ser “el principio de la creación” significa ser “el primero en ser creado”, así como ser “el primogénito de entre los muertos” significa ser “el primero en ser resucitado de entre los muertos” (para inmortalidad).

 

8. Varias versiones de Juan 8:58:

Delitzsch: “Betérem heyót Avrahám aní hayití.”  (versión hebrea)

Septuaginta: “Egó eimí Ho On.”

Moffat: «I have existed before Abraham was borne.» (protestante)

Lamsa: «Before Abraham was born, I as.» (arameo, oriental)

Pfaefflin: «Before there was an Abraham, I was already there.»

Brasileña: «Antes que Abraham existiera, yo existía.»

Versión Popular: “Yo existo desde antes que existiera Abraham.” (católica)

Fuenterrabía: “Antes que abraham naciese, ya existía yo.” (católica)

Algunos usan este pasaje como lo traduce Reina para mostrar que el Mesías reclamó ser “el Yo Soy” del Éxodo. Pero esa es una presunción errónea porque en el idioma original hebreo lo que que él dijo se dice: “Aní hayití,” o “Aní hu,” mientras que en el Éxodo Yahwéh dijo: “Ehyéh ashér Ehyéh,” (“yo Soy el que Es;” o: “Seré el que Seré,” según Reina original, la Biblia del Oso) que es muy diferente. En el texto griego Yeshúa dijo: “Egó eimí” (yo soy), mientras que lo que dijo Yahwén en el Éxodo, según la Septuaginta griega fue: “Ego eimí Ho On” (yo soy El Ser), muy diferente.Sin embargo, lo que muestra el pasaje es que el Mesías existió antes que Abraham; y no sólo eso, sino que tenía conciencia de este hecho.

El Verbo se hizo Hombre

Dentro de los cuatro Evangelios podemos ver que el Evangelio de Yohanan (Juán) difiere en su estructura de los otros Evangelios, de hecho el presenta todo dentro de las leyes y costumbres Judías, que son dificiles de entender para el extranjero. Al empezar el dice:

 

“En el principio ya existía el Verbo,

 y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.

El estaba con Dios en el principio.

Por medio de él todas las cosas fueron creadas;

sin él, nada de lo creado llegó a existir.”

Yohanan (Juán) 1:1-3

 

La Palabra traducida como “Verbo” es la palabra Griega “Logos,” que signifca: palabra, algo dicho, una órden, palabra dicha por Dios o por alguien. Y  es necesario buscar en la tradición Hebrea de que és lo que el Apostol Juán tenía en mente cuando se refiere a Yeshua como el Verbo.

 La idea de la preexistencia de la palabra creadora de Dios la encontramos en la Tanak (Biblia) (Ver ylvm “Mishlei” Proverbios 8:22-36), y en los Targums (traducción Aramea de las Escrituras). Hay una palabra Aramea usada en el Targum para describir a la palabra creadora de Dios y es la palabra “Mimra.” Esta palabra, o mejor dicho el concepto de esta palabra esta asociada con Dios y sus diferentes manifestaciones y aparece más de 596 veces en los Targums en los siguientes pasajes:

 En la creación del hombre en Bereshit (Génesis) 1:27, el Targum dice:

“La Mimra del Señor creó al hombre”

(Targum Yerushalmi).

 En Génesis 16:13 Agar habla con el Angel del Señor y lo llama

“La Mimra del Señor”

(Targum Yerushalmi).

 En Génesis 22 donde Abraham habla con el Angel del Señor,

se le dá el nombre “La Mimra del Señor” y en el verso 8 dice:

“La Mimra del Señor proveerá el cordero para el holocausto”

(Targum Yerushalmi).

 En Génesis 28:20 Jacob hace una promesa y dice:

“Si la Mimra del Señor me acompaña....

 Entonces la Mimra del Señor será mi Dios”

 (Targum Onquelos).

 En Génesis 15:6 es interpretado por el Targum de la siguiente manera:

“Abram creyó en la Mimra del Señor,

 y le fue contado por justicia”

(Targum Onquelos).

 En Exodos 20:1 el Targum dice:

“Y la Mimra del Señor habló todas estas palabras”

(Targum Yerushalmi).

 En Deuteronomio 28 donde se le dice a Israel las bendiciones si obedecen la palabra del Señor, es interpretado por el Targum:

“Si ustedes aceptan la Mimra del Señor para que

 la Mimra del Señor sea su Dios,

entonces se cumplirán todas estas bendiciones”

(Targum Onquelos).

 Y por último, en Deuteronomio 33:27 donde dice:

“El Dios eterno es tu refugio,

 por siempre te sostiene entre sus brazos.”

 El Targum lo interpreta:

 “Estos brazos son la Mimra,

 a traves de los cuales el mundo fue creado”

 (Targum Onquelos).

 Podemos ver en estos pasajes que el Targum identifica la Mimra del Señor con el nombre del Señor: “La Mimra será mi Dios”;  “Abraham fue justificado por la Mimra”; “La Mimra le dió a Israel la ley”; “La Mimra creó el mundo.”

 Sin lugar a duda fue esta palabra “Mimra” la que dió origen a la palabra “Logos.” Es interesante notar, que a pesar que esta palabra es mencionada 596 veces en el Targum, no aparece ni una sola vez en el Talmud. Ya que cuando la palabra “Logos”  dentro de los creyentes comenzó a circular, los rabinos evitaron mencionar  la palabra “Mimra” y hasta la prohibieron en sus escritos. Sin embargo el famoso rabino Gottlieb Klein (1852-1914) líder de los rabinos en Suecia, amigo de líderes cristianos, y que escribió sobre los principios del cristianismo a la luz de fuentes judías, dice que en el Talmud se menciona a 5 diferentes intermediarios de Dios: Metatron (El Angel que se sienta en el Trono); Mimra (La palabra del Señor); Shekiná (La gloria del Señor); Rua Ja Kodesh (El Espíritu Santo); y Bat Qol (Voz del cielo). Y el mismo rabino Klein dice que fue exactamente esta palabra aramea “Mimra” la que dió la base a la creencia que Yeshua es “La palabra o Logos de Dios hecha carne.”

 Por todo esto podemos entender a que se refería Juán que el Logos, la palabra creadora de Dios, la Mimra, estaba en existencia en el “principio de los principios.” “Por medio de él todas las cosas fueron creadas.” En Génesis 1:1 encontramos la palabra hebrea tyvar “reshit” para  “principio,”  esta palabra proviene de la raiz var “rosh” que significa “cabeza.” Por eso en la carta a los Colosenses encontramos:

“El es la imagen del Dios invisible,

 el primogénito de toda  creación.

Porque en él fueron creadas todas las cosas,

 las que hay en los  cielos y las que hay en la  tierra,

visibles e invisibles, sean tronos, sean dominios,

 sean  principados, sean potestades;

todo fue creado por medio de él y para él.

Y él es antes de todas las cosas,

 y todas las cosas en él subsisten;

y él es la cabeza del cuerpo que es la

hlhq “kehila” (Congregación, asamblea, pueblo)

 él que és el pricipio,

el primogénito de entre los muertos,

 para que en él todo tenga la preeminencia.”

Colosenses 1:15-18

Los Cristianos Bíblicos estamos comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea Bíblica y no rabínica ni fanática religiosa.

!Alabado sea el Dios de Israel!

 
  Hoy habia 1 visitantes (6 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=