despertandoalcristianismobiblico
  ¿Cual es el Día del Señor?
 

¿Cual es el Día del Señor?


La mayoría de las iglesias católicas y cristianas evangélicas toman el día domingo, como el día dedicado para Dios. Su justificación dice ser basada en el nuevo testamento. Pero, ¿Dios determinó tal día de la semana para que sea dedicado únicamente para el o solo fue instalado por el hombre?

¿Que día hay que Guardar?
Nuevamente en este nuevo estudio, usted entenderá perfectamente porque yo digo que tomo las costumbres del pueblo Israelita. No es porque veo cómodo y ni tampoco atractivo a las costumbres del pueblo judío, sino que es el hecho de que son las verdaderas costumbres de nuestro Dios Yahweh.

Otra vez mas, la madre de todas las rameras, con su odio profundo a las doctrinas verdaderas de Dios, ha contradecido lo establecido por el Dios de Israel, en vez de seguir teniendo las verdaderas costumbres, se han dejado llevar por las influencias satánicas y han adoptado el Día Domingo para honrar a su dios: el cual es Saturno. (Véase La adoración a Saturno: el dios sol).
Desde los primeros años del cristianismo, los creyentes acostumbraban a reunirse el primer día de la semana en recuerdo de la Resurrección de Jesús. Solo a finales del siglo I, hallamos ya la expresión Kyriaki himera, Día del Señor, referida al domingo. Sin embargo, los grupos Nazarenos oríginales, del siglo I, de fuertes raíces judías, siguieron observando las fiestas del calendario judío, entre ellas el reposo sabático semanal, conforme a la Torah.

El domingo fue proclamado día de reposo (como el Shabbat judío) por varias razones, como paso asi mismo con la trinidad, el paganismo babilónico otra vez influyo a la religión cristiana en seguir las doctrinas paganas en vez de haber guardado el Shabbat como el día verdadero del Señor. El día domingo fue establecido para seguir adorando al dios sol pero con el pretexto de ser el día del Señor.

El 7 de marzo de 321, Constantino I el Grande decretó que el domingo sería observado como el día de reposo civil obligatorio:

En el venerable día del Sol, que los magistrados y las gentes residentes en las ciudades descansen, y que todos los talleres estén cerrados. En el campo sin embargo, que las personas ocupadas en la agricultura puedan libremente y legalmente continuar sus quehaceres porque suele acontecer que otro día no sea apto para la plantación o de viñas o de semillas; no sea que por descuidar el momento propicio para tales operaciones la liberalidad del cielo se pierda.

Pero a pesar de todos los esfuerzos hechos para establecer la santidad del domingo, los mismos papistas confesaban públicamente la autoridad divina del sábado y el origen humano de la institución que lo había suplantado. En el siglo XVI un concilio papal ordenó explícitamente:

Recuerden todos los cristianos que el séptimo día fue consagrado por Dios y aceptado y observado no sólo por los judíos, sino también por todos los que querían adorar a Dios; no obstante los cristianos han cambiado el sábado de ellos en el día del Señor, domingo.

 

El Origen del domingo como el día del señor 

Mitra es llamado el Sol invictus. El Mitraísmo, desarrolla una religión de misterio que envuelve conceptos astrológicos y escatológicos y que desembocan en posiciones antropológicas de cuya influencia en el mundo romano está sobradamente probado . El Sol aparece como el astro Rey, el Absoluto. La teología solar que se desarrolla alrededor de este asunto es trascendental para comprender tanto la antropología individual, política y social.

Es indudable que con la asunción por parte de Roma del culto Solar patrocinado por el Mitraísmo4 o por cualquier otro culto oriental se está queriendo proyectar el valor de la Unidad y de la Autoridad Suprema que el Sol Invictus (Mitra, Helios o Apolos) representa a nivel celeste y entre los demás dioses.

Poco importa el nombre (latino, griego o persa) que se le de al dios Sol Invictus, lo importante es comprobar el valor de este culto Solar que se introduce en el Ideario Imperial Romano, y que desde Augusto (dicho Ideario), recogido de César, se extenderá con las matizaciones que el Culto oriental al Sol Invictus le provee, hasta Constantino y su herencia.

Ya Augusto a partir del 31 a.J. dedica dos obeliscos al Sol 5.

Y el calendario de su época lleva una dedicatoria al Sol como una demostración más de la importancia que se le daba en su panteón de los dioses 6.

Desde entonces el culto Solar se proyecta de un modo prácticamente natural 7, siendo contemporáneo al cristianismo.

M.J. Vermaseren: «Este deus sol invictus (dios sol invicto) lograría imponerse como principal dios solar si bien bajo una forma romana y no oriental, y absorbió las diversas tendencias hacia la adoración del Sol en el Imperio romano. Con los sucesores de Aureliano, incluido Constantino, todo ello se vería implicado en la política»

¿Cuáles son esos motivos políticos? Ese culto solar público es el resultado de la identificación del Emperador con el Dios Sol: si el Sol preside a los demás astros de acuerdo a la religión astral oriental, y da unidad y orden, se está ofreciendo una fórmula política de primera magnitud 1 máxime que el misterio de Mitra involucra en su exposición un interés espiritual y político de acuerdo a la proyección del mundo celeste en el terrestre.

La existencia de este culto Solar público se prueba: 1) por la existencia de lugares para ese culto 13; 2) con celebraciones de alto significado religioso a través de los banquetes sagrados donde se profundizaba en el misterio de acuerdo a un modelo divino y que tendrían que realizarse en el día apropiado al Culto Solar 14; 3) por la existencia, desde; el s. I d.J., de una semana planetaria donde aparecen los días de la semana afiliados a un : dios determinado, en el que sobresale respecto de todos el Solis Die.' 15; 4) por la conmemoración en ese Solis Dies, que corresponde al primer día de la semana o domingo,:l la fiesta semanal para los ciudadanos romanos desde comienzos del s. 11 d.l., e incluso para los miembros que se identifican con la Iglesia de Roma desde mediados del s. 11 16; 5) por la consagración del 25 de diciembre como la fecha del nacimiento de Mitra, el Sol Invictus 17; 6) por la adaptación de ese culto solar por los emperadores que se identifican con el Dios Sol, con un programa de alta significación político-religiosa 18: la Unidad y Universalidad que les provee la estructura Solar; 7) Y que culmina con la etapa Constantiniana por la trascendencia que supone para el futuro: creando una Iglesia de acuerdo al Ideario Imperial Romano 19 que asume en su ideología las características esenciales de la Religión Astral

 

Sábado: El día dedicado a nuestro Dios

Dios estableció el sábado como el día de reposo y no ningún hombre: En la misma semana de la creación: "y acabo Dios en el séptimo día la obra que hizo, y reposo en el séptimo día de todo lo que había hecho en la creación" (Génesis 2:2)

Dios bendijo el séptimo día, y lo santifico, por que en el reposo de todo lo que había hecho en la creación. Dios confirmo el sábado como día de santo descanso y adoración, cuando lo coloco en el mismo corazón de su ley, su mandamiento dice: "acuérdate del día sábado para santificarlo. Seis días trabajaras y harás toda tu obra. Pero el sábado es día del reposo del Señor tu Dios, no hagas ningún trabajo en él...Por que en seis días Dios hizo el cielo, la tierra y el mar, y todo lo que contiene, y reposo en el séptimo día. Por eso, el Señor bendijo el sábado y lo declaro santo. (Éxodo 20:8-11).

Jesús Dijo: "El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo" (Marcos 2:27). Quiere decir que Dios en su infinita sabiduría aparto un día para encontrarse con el hombre y que este se deleite en el.

El sábado como día de descanso y adoración es la más antigua institución religiosa. Fue ordenado en la misma creación y fue respetado por los patriarcas y pueblo de Israel.

¿Por qué los cristianos siguen celebrando un día que nunca fue determinado por Dios? ¿Acaso Jesús guardo el domingo? No. Jesús guardaba el sábado: “Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer”. (Lucas 4:16)

Al terminar la obra de la creación, cristo descanso el sábado y cuando completo la obra de la redención también descanso el santo sábado, esta vez en la tumba.

La virgen maría y las otras mujeres creyentes guardaban el sábado: “Y las mujeres que habían venido con él desde Galilea, siguieron también, y vieron el sepulcro, y cómo fue puesto su cuerpo. Y vueltas, prepararon especias aromáticas y ungüentos; y descansaron el día de reposo, conforme al mandamiento” (Lucas 23:55-56)

El apóstol pablo guardaba el sábado. Aunque durante la semana trabajaba haciendo carpas, en ese día predicaba: Después de estas cosas, Pablo salió de Atenas y fue a Corinto.

“Y halló a un judío llamado Aquila, natural del Ponto, recién venido de Italia con Priscila su mujer, por cuanto Claudio había mandado que todos los judíos saliesen de Roma. Fue a ellos,  y como era del mismo oficio, se quedó con ellos, y trabajaban juntos, pues el oficio de ellos era hacer tiendas. Y discutía en la sinagoga todos los días de reposo (Hechos 18:1-4)

Ahora, para terminar con este corto y explicativo estudio, me gustaría que pensara y reflexionara con la siguiente pregunta : Si todos los siervos de Dios y hasta Jesús habían guardado el sábado ¿Por qué nosotros no lo guardamos? ¿Por que hemos de rechazar lo que Dios dijo? Ahora le pregunto: ¿Es mejor guardar los días establecidos por los hombres influenciados por el paganismo babilónico como Constantino o por los hombres llenos del espíritu de Dios como Cristo Jesús?
!Usted tiene la decisión, en seguir las costumbres verdaderas de Dios o adoptar el paganismo que Dios prohíbe!

En el Reinado Mesiánico será guardado el día sábado.

“Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová. Y saldrán, y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí; porque su gusano nunca morir” (Isaías 66:22-24)

 Si Cristo Jesus guardo el SABADO, nosotros debemos seguir su ejemplo

“El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo” (1 Juan 2:6)

La ley de Moisés (Torah) nunca fue abolida (Santiago 2:10) (Apocalipsis 22:14), los que fueron abolidos fueron las leyes ceremoniales y los decretos.

 
  Hoy habia 1 visitantes (29 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=